Envejecimiento activo: ¿Qué es? ¿Estamos bien encaminados para conseguirlo?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el envejecimiento activo o envejecimiento saludable es un proceso continuo de optimización de oportunidades para mantener y mejorar la salud física y mental, la independencia y la calidad de vida a lo largo de la misma. Es decir, que el envejecimiento activo procura la creación de entornos saludables para que se llegue en buen estado de salud y capacidad a la tercera edad.

Para promover el envejecimiento saludable, la OMS ha establecido una serie de líneas de acción, teniendo en cuenta las estadísticas de envejecimiento en las Américas, que establecen que para el 2030, 1 de cada 6 personas tendrá 60 años o más, y dispuso la década del envejecimiento saludable que va desde el 2021 hasta el 2030. 

¿Cómo impulsar el envejecimiento activo?

Según esta organización para promover el envejecimiento activo es necesario impulsar políticas públicas sobre envejecimiento saludable, crear entornos amigables para todas las personas mayores, armonizar los sistemas de salud con las necesidades del adulto mayor, desarrollar sistemas de prestación de atención a largo plazo y mejorar la medición e investigación sobre el envejecimiento. 

En algunos de estos puntos concuerda María Helena Linero, directora asistencial de La Casa, quien destaca que los entornos saludables para adultos mayores no son necesariamente aquellos en donde se les provee atención médica sino aquellos donde están acompañados y se sienten cómodos. 

“En La Casa intentamos que la asistencia que brindamos sea muy personalizada y realmente supla las necesidades particulares de cada residente, en algunos casos es asistir su rutina diaria, en otros casos es brindar servicios asistenciales y de salud, en otros es solo brindar compañía”, señala la directora asistencial de La Casa.

De hecho, un estudio de la Universidad Autónoma de Nuevo León destaca que los adultos mayores que viven en compañía tienen mayores índices de bienestar y vidas sociales más activas, así como una mayor percepción de la felicidad propia. En contraste, los adultos mayores con vidas sociales poco activas y con poca o nula compañía de amigos y familiares tienen más probabilidades de desarrollar diferentes tipos de enfermedades.

En este sentido, es importante propender por la compañía de los adultos mayores, ya sea que tengan necesidades especiales o no. 

“La compañía es un factor determinante en la vejez, no lo digo yo, sino que esta afirmación la respalda diferentes estudios sustentados. Sentirse acompañado es primordial para lograr una sensación de bienestar, no solo en la tercera edad, sino a lo largo de la vida. No obstante, las personas mayores se dedican mayormente al ocio, necesitan ocupar ese tiempo en actividades beneficiosas no solo para el ámbito social sino también en su salud, y eso es lo que tratamos de brindarles en La Casa” enfatiza, María Elena Linero. 

Envejecimiento activo en Colombia ¿se está logrando?

Si bien la Ley 2055 de 2020 establece el derecho a la vida y dignidad en la vejez, son pocos los avances en materia de decretos y resoluciones que reglamenten esta normativa, por lo que el país podría no estar cumpliendo con los objetivos de la OMS. 

De acuerdo con un informe publicado por el Instituto de Envejecimiento de la Pontificia Universidad Javeriana, el Hospital Universitario San Ignacio y la organización HelpAge International, en 2021, el 24 % de los adultos mayores de 60 años se encontraba en situación de pobreza monetaria, el 45 % se consideraba pobre y solo el 25 % estaba pensionado.

Este panorama no es favorable si se tiene en cuenta que, según el DANE en Colombia, los adultos mayores constituyen en la actualidad el 14 % de la población total, pero se proyecta que para 2070 será del 32 %. Además, reiteran que entre 2039 y 2041 las personas de cero a 14 años serán sobrepasadas por las mayores de 60 años, lo que advierte la inversión de la pirámide poblacional colombiana con mayor rapidez que en otros países del mundo. Esto a su vez se traduce en poco tiempo para adoptar políticas, mejorar el sistema de salud y prestaciones en pro de los adultos mayores. 

En todo caso, es crucial que desde las distintas entidades gubernamentales se empiecen a adoptar políticas que se encaminen hacia la obtención de este gran objetivo: el envejecimiento activo. 

Tampoco hay que dejar de lado el papel de la sociedad civil, pues las acciones individuales de cada persona en su juventud impactarán de manera directa sobre su vejez. Allí radica la importancia de mantener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, asistir regularmente al médico y evitar hábitos nocivos para la salud como el tabaco y el alcohol en exceso. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Referencias bibliográficas
Abrir el chat
¡Escríbenos!
¡Bienvenidos a La Casa!
¿Les gustaría agendar una visita?