Ejercicios para una vida plena: conoce algunas actividades físicas para adultos mayores

Un análisis reciente seleccionó y estudió ocho artículos científicos sobre los beneficios de realizar actividad física después de los 60 años. Las conclusiones fueron precisas: “La actividad física posee un papel preponderante como determinante de la calidad de vida en los adultos mayores”, en este sentido, es necesario determinar cuáles son las actividades físicas para adultos mayores que deberían realizarse con regularidad. (Revista Habanera de Ciencias Médicas, 2018)

Cabe mencionar, que no solo los estudios avalan la relación entre actividad física y mayor calidad de vida en la vejez, sino que la Organización Mundial de la Salud (OMS), además destaca que realizar ejercicio durante esta etapa de vida contribuye a aumentar la longevidad, a la vez que preserva la fuerza muscular y la función cognitiva, reduce los niveles de ansiedad y depresión, mejora el autoestima, disminuye los riesgos de enfermedades crónicas, principalmente las vasculares, y promueve una mayor participación en la comunidad.

Asimismo, el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés) específica que la falta de actividad física también puede generar más visitas al médico, más hospitalizaciones y más uso de medicamentos para muchas enfermedades.

Actividades físicas para adultos mayores y cómo practicarlas

Caminar: las caminatas contribuyen a la circulación y pueden mejorar el estado de ánimo. No deben ser muy extensas, ni por terrenos poco seguros, y no deben superar los 30 minutos.

Andar en bicicleta: representa uno de los mejores ejercicios para mejorar la salud cardiovascular, al igual que contribuye a mejorar la técnica de respiración,

Bailar: además de que la música libera sustancias químicas buenas para el cerebro, es una actividad que puede hacerse en instalaciones cerradas, si el clima no es favorable.

Yoga: Esta actividad que involucra tanto la mente como el cuerpo por lo general fusiona posiciones físicas, técnicas de respiración y métodos de relajación.

Natación: Este ejercicio ayuda a mejorar la coordinación, reduce el estrés y estimula la flexibilidad en los adultos mayores. Es importante que se haga bajo supervisión.

(NIA, 2020)

¿Por qué realizar deporte después de los 60 años?

De acuerdo con la Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física (2010), realizar ejercicio, la práctica regular de actividades físicas en adultos mayores reduce la incidencia de todas las enfermedades cardiovasculares en general, mediante la disminución y prevención de los factores de riesgo asociados.

Así mismo, ayuda a mantener un balance nutricional y metabólico más adecuado, reduciendo el riesgo de síndrome metabólico, y retrasa la resistencia a la insulina asociada con el envejecimiento por lo que la incidencia de obesidad y diabetes tipo II en este grupo poblacional se reduce.

También, disminuye la pérdida mineral ósea, al potenciar la actividad hormonal osteoblástica y el proceso de remodelación ósea, y por lo tanto ayuda a prevenir el riesgo de sufrir fracturas. Contribuye a la disminución del dolor musculoesquelético asociado al envejecimiento.

En La Casa, los adultos mayores participan regularmente en actividades físicas con el objetivo de preservar una adecuada salud muscular, así como de potenciar sus hábilidades. Esto se hace para prevenir el sedentarismo y, mediante la colaboración de profesionales de distintas disciplinas, se busca promover su bienestar integral.

*Antes de iniciar cualquiera de estos ejercicios, es fundamental consultar con un profesional de la salud. Estas recomendaciones no suplen un criterio médico o fisioterapéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Referencias bibliográficas
Abrir el chat
¡Escríbenos!
¡Bienvenidos a La Casa!
¿Les gustaría agendar una visita?